jueves, 9 de abril de 2020

Interior activa un botón del pánico en la app ‘AlertCops’ para mujeres maltratadas Marlaska explica el funcionamiento de la aplicación, que está disponible desde este martes


 El Ministerio del Interior ha puesto en marcha un nuevo servicio de alerta dentro de la aplicación para móviles AlertCops destinado a sanitarios y a víctimas de la violencia machista, que podrá descargarse a partir de este martes.


“Son dos colectivos necesitados de especial protección y auxilio”, ha explicado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la rueda de prensa telemática desde el Palacio de la Moncloa, este lunes.
Pulsar cinco veces como mínimo
La aplicación cuenta con “un botón SOS de efecto inmediato”, y “para que funcione deberá pulsarse un mínimo de 5 veces en 6 segundos”, lo que permitirá evitar “activaciones indeseadas”. El audio de los siguientes 10 segundos quedará grabado y “por la geolocalización la llamada se derivará al cuerpo policial pertinente”, ha añadido Marlaska.
Para poder hacer uso de AlertCops, la usuaria debe ser reconocida como persona de riesgo. y una vez introducidas las credenciales, la aplicación instalará un botón en el teléfono de la persona a custodiar.

Otros mecanismos de denuncia

Grande-Marlaska ha explicado que la medida es un complemento a los sistemas de protección con las que ya disponen las víctimas de violencia machista, que tienen además los juzgados especializados en este tipo de delitos funcionando bajo la consideración de sistemas esenciales.
El nuevo sistema se ha instalado como una nueva funcionalidad dentro de la aplicación AlertCops, que ya era utilizada para contactar con Policía y Guardia Civil con anterioridad de una forma discreta.
Se trata de un “canal discreto, moderno eficaz y complementario al 019, 112, o 062” que cuenta con la posibilidad de establecer un geolocalización del denunciante, que puede mandar un simple mensaje, fotos o vídeos para acreditar su denuncia.
El ministro ha puntualizado que este botón del pánico podrá ser empleado también por profesionales sanitarios que vean comprometida su seguridad en el desempeño de sus funciones o en los traslados hasta sus centros de trabajo.
Fuente y más información aquí

Oficina de Solidaridad de Movimiento Contra la Intolerancia


Desde Movimiento contra la Intolerancia os queremos recordar que seguimos con la atención a las Víctimas del delito de Odio y Discriminación .


En estos días de confinamiento hemos detectado un aumento del discurso de odio en Redes Sociales.

Si en algún momento veis un discurso donde se incita a la discriminación , odio o violencia, no dudéis en enviarlo a denunciamci@gmail.com

¡¡Ninguna agresión sin respuesta!!

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Fuente y más información aquí

Educadores y trabajadoras sociales denuncian la desprotección en centros de menores

Profesionales del tercer sector, que llevan arrastrando años de recortes y procesos de privatización o externalización de los servicios, exigen materiales de protección individual para poder continuar con sus trabajos de manera segura. Denuncian que sus condiciones laborales se han visto fuertemente precarizadas durante el estado de alarma instaurado por la pandemia del covid19.
Los educadores, trabajadores e integradores sociales están considerados como empleos esenciales durante la alerta sanitaria actual. Desempeñan sus labores en centros de menores, centros de acogida de migrantes, pisos tutelados y espacios creados especialmente durante la crisis del coronavirus para las personas sin hogar. Y exigen medios para seguir haciéndolo.
“La mayoría de profesionales que trabajan en pisos tutelados, por ejemplo, no tienen ninguna equipo de protección, ni mascarillas, ni guantes, y las distancias de seguridad son imposibles de cumplir”, denuncia una portavoz del sector sociocomunitario del sindicato LAB en Bilbao. Reclaman que al entrar y salir de los centros donde trabajan no sólo exponen a los usuarios que se encuentran confinados sino también a sus familias cuando vuelven a casa después de su jornada laboral.
En Catalunya, la falta de equipos de protección individual también preocupa a los profesionales del sector. “Han pasado ya tres semanas desde que se declaró el estado de emergencia. ¿Cómo puede ser que todavía sigamos sin mascarillas? Cuando llevábamos ya una semana de confinamiento, el personal de mantenimiento y de limpieza de nuestro centro empezó a coser mascarillas caseras hechas con pezoneras de lactancia”, explica un educador social y miembro de la CGT en Barcelona.
Similar es el caso de Diana, que prefiere utilizar un pseudónimo para proteger su identidad. Ella es educadora social en un centro de emergencia donde ofrecen una primera acogida a jóvenes y niños que migran solos. Explica que estuvo dos semanas advirtiendo a la dirección del centro porque convive con una persona que presentaba todos los síntomas asociados virus. “Hace unos días le han hecho las pruebas y ha dado positivo en covid19, por lo que ahora estoy de baja y en cuarentena, pero sé que he sido una posible portadora desde el principio, y en el centro nos daban mascarillas caseras hechas con tela de camiseta”, narra la educadora desde la ciudad condal.
Además de la falta de equipos de protección individual para evitar posibles contagios, denuncian la sobreocupación generalizada de los centros y el aumento considerable del ratio de educadores por número de usuarios, multiplicando la carga laboral sin aumentar la plantilla. “Cuando los usuarios son mayores de cinco años, el ratio normal es de un educador por cada cinco niños o adolescentes. En los centros de gestión delegada en Catalunya, que atienden por ejemplo a menores extranjeros no acompañados, estamos hablando de que actualmente en el mejor de los casos hay un educador por cada diez chavales” declaran desde la CGT.

FALTA DE INVERSIÓN

Otro factor que está influyendo en el aumento de estas cifras, aparte de los recortes que se vienen arrastrando desde hace años, es el cierre de los recursos educativos formales y los centros de día donde los usuarios más jóvenes acudían normalmente para recibir formación. “Ahora que no hay recursos educativos funcionando, los niños y jóvenes permanecen confinados en los centros de acogida, y somos los mismos educadores con el doble de ratio. En ese aspecto nos hemos visto saturados porque estamos asumiendo también ese trabajo, haciendo más turnos, cubriéndonos entre nosotros y haciendo muchas más horas de las que deberíamos”, reclaman desde un centro de acogida de menores en València.
A esto se suma la falta de recursos para seguir los planes educativos de manera telemática, como están haciendo el resto de niños y niñas desde el confinamiento en sus hogares y con sus familias. La falta de dispositivos electrónicos y ordenadores en los centros de acogida hace que la educación a distancia resulte inasumible, por lo que son los mismos educadores y trabajadores sociales quienes están llevando a cabo las tareas de alfabetización y de refuerzo escolar.
“Estamos intentando adaptar nuestro trabajo a la vía telemática pero cada caso es distinto y depende de cada centro. Hay algunos donde los chavales tienen acceso al ordenador, pero hay muchos otros donde sólo hay un ordenador para todo el grupo y no es posible hacerlo de esta manera”, explica una integradora que desempeñaba sus funciones en un centro de día, donde ofrecían formaciones y espacios de convivencia que se han cerrado por el estado de emergencia.
Es por ello que reclaman a las instituciones educativas y a la administración que pongan a maestros y profesores a disposición de estos centros de acogida y que asuman estas funciones de manera presencial mientras dure el estado de emergencia. “De un día para otro, los centros de día y los recursos formativos cerraron y nos informaron que no podríamos cumplir con la Programación Anual de Centros (PAC). Ahora tenemos que diseñar una nueva programación al mismo tiempo que tenemos que atender a los usuarios”, argumentam desde este centro de acogida de menores en València.

DIFICULTADES AÑADIDAS

Otro problema que están afrontando durante estos días de confinamiento, y que va muy ligado a la sobreocupación de los centros, es el de la dificultad para mantener un buen ambiente en estos espacios, que suelen ser reducidos y donde la convivencia a veces se hace realmente difícil. “Tengo compañeros que están en centros de acogida o en pisos tutelados en Barcelona, que no tienen ningún patio o ninguna salida al exterior y lo están pasando realmente mal. Tener a 30 adolescentes encerrados sin poder realizar ningún tipo de actividades en el exterior está siendo muy complicado”, añade Diana.
Sobre la misma problemática están advirtiendo las educadoras y trabajadoras sociales en Bilbao, que piden a las administraciones que se gestionen permisos excepcionales para poder organizar salidas controladas durante el confinamiento. “En algunos centros con espacios reducidos es imprescindible salir a la calle o realizar algunas actividades en el exterior. Si normalmente hay situaciones de tensión y de estrés o problemas de comportamiento, en este momento, estando encerrados, esas tensiones son mucho más fuertes”, declara la portavoz de LAB.
Las relacionadas con menores no son, sin embargo, las únicas tareas que asumen estos colectivos. En el caso de las personas sin hogar que todavía no han sido alojadas en ningún tipo de recurso, son los y las educadoras de calle las que realizan tareas de seguimiento, intentando derivarlas a los espacios disponibles en cada municipio. En Barcelona, el campamento dispuesto en el Pabellón de la Fira, en el Montjuic, ha sido una de las grandes apuestas del Ayuntamiento para acoger a estas personas en situación de calle.
Con una capacidad para poco más de 200 personas, durante los tres primeros días no habrían llegado a cubrir más de 100, según uno de los trabajadores del tercer sector que se ha incorporado a la plantilla de este centro. “El operativo de entrada comienza descartando posibles síntomas de coronavirus, porque este espacio es sólo para hombres que no hayan desarrollado ningún síntoma. Se lavan las manos, van al puesto médico, pasan la entrevista con los psicólogos o educadores, acuden al espacio de ropa que el Banc de Roba ha habilitado con donaciones, se duchan y ya están listos para ingresar”, explica el educador.
Este espacio comparte las mismas reivindicaciones que la mayoría de los centros: la necesidad de organizar actividades fuera del recinto y soluciones para superar las dificultades de convivencia que se pueden originar con 200 personas conviviendo en un mismo espacio y con perfiles de usuarios muy distintos. Puesto que las condiciones de entrada para las personas que acceden al campamento establecen que no podrán salir hasta que finalice el periodo de confinamiento, los profesionales advierten que el hecho de no ofrecer actividades lúdicas o posibilidades de ocio en el exterior también generará tensiones.
Educadores y trabajadoras sociales realizan una tarea imprescindible para colectivos vulnerables en plena crisis sanitaria, y no cuentan con el reconocimiento público o la atención mediática. Sus reivindicaciones, en cambio, no son aplausos. Apelan al sentido común y la justicia: piden que se les garantice unas condiciones laborales dignas para poder seguir prestando sus servicios esenciales.
Fuente y más información aquí

miércoles, 8 de abril de 2020

Conoce al Pueblo Gitano. Material Didáctico nº1


Compartimos con vosotr@s el material "Conoce el pueblo Gitano" para romper con los estereotipos y prejuicios, siempre alimentados por el desconocimiento hacia el Pueblo Gitano.


Puedes conocer más descargando el material aquí 📤


La imagen puede contener: texto

CINE POR EL DIA DEL PUEBLO GITANO

Como cada año desde 1971 (fecha en la que el I Congreso Mundial de la Unión Romaní Internacional estableció la bandera, el himno y esta misma celebración), cada 8 de abril se conmemora el Día del Pueblo Gitano. Desde Movimiento contra la intolerancia hemos seleccionado algunos títulos que nos muestran el Pueblo Gitano a través del cine.


Empezamos  con ‘Sara’ un documental de Eva Cruells para todos los públicos donde una joven del barrio barcelonés de La Mina indaga en el pasado del pueblo gitano en este documental sobre la persecución del pueblo romaní. Lo puedes ver el Filmin
Sara, una joven gitana del barrio de La Mina de Barcelona, decide centrar el trabajo de investigación que le encargan al Instituto en los orígenes de la persecución gitana y descubre la represión que sufrió su pueblo, especialmente durante el franquismo. Estos descubrimientos cambian profundamente la visión del mundo que habita y le hacen tomar conciencia de la necesidad de modificar las estructuras ancestrales que los condenan como pueblo.
Y seguimos con otro documental que también puedes ver en Filmin. Hablamos de ‘Piratas y Libélulas’ de Isabel de Ocampo, también recomendado para todos los públicos.
Una película llena de amor y violencia, pero también de ternura, de humor, de cariño, de emoción y de lágrimas.Piratas y Libélulas es la historia de superación y éxito de unos adolescentes que lo tienen todo en contra. Todo excepto el amor de sus familias y de sus profesores.
En un conflictivo barrio de una ciudad del sur, un grupo de adolescentes payos y gitanos intenta poner en pie su propia versión de ‘Romeo y Julieta’. Pero a mitad de curso un joven muere de forma accidental en un tiroteo, lo que provoca un debate interno sobre la violencia y el final de la obra entre los miembros del grupo de teatro. La intervención de su profesora de Lengua y Literatura y su innovador método educativo es clave para resolver el conflicto. Cinco años después nos reencontramos con ellos para comprobar sus progresos, sus cambios físicos y sobre todo la evolución en su forma de pensar. Una historia de superación y éxito de unos jóvenes cuyas vidas están llenas de obstáculos.
Vamos con la primera película, una cita de polaca dirigida por Joanna Kos-Krauze y Krzysztof Krauze. Hablamos de ‘Papusza’, un título que puedes ver en Filmin y que está recomendada para mayores de 12 años.

Película basada en la vida de Bronislawa Wajs, llamada Papusza, primera poeta gitana en publicar su obra en Polonia, desafiando la imagen femenina tradicional de su comunidad. Nacida en una familia nómada, expresaría los sufrimientos y anhelos del pueblo romaní en versos de un poderoso lirismo, muchos son sus relatos tratando la manera en que los gitanos sufrieron la Segunda Guerra Mundial y la pobreza que sobrevino a esta población.
Los cineastas Joanna Kos y Krzysztof Krauze recrean las vivencias de la protagonista desde su nacimiento hasta su muerte: casada contra su voluntad siendo apenas una niña, escapando del terror nazi y luego del adoctrinamiento del estado comunista polaco, en la vida de Papusza se resume la historia itinerante del pueblo gitano y sus costumbres inmersa en el gran escenario de la conflictiva historia centroeuropea del siglo XX.
Y toca otro documental, ‘¡Gitanos catalanes!’ de Xavier Gaja y Sicus Carbonell que también puedes ver en la plataforma Filmin y que espara todos los públicos.
Sicus Carbonell, cantante de “Sabor de Gràcia”, nos guía por el panorama gitano en Cataluña con el objetivo de desvelar la historia de este pueblo mediante entrevistas y charlas con diferentes personalidades. Ellos nos muestran la importancia que tienen las tradiciones, la transmisión oral del conocimiento y la música en sus vidas y también las peculiaridades de ser un colectivo que vive integrado en la sociedad catalana sin perder sus costumbres.
Vamos ahora con ‘Romnia. Mujeres gitanas de Huesca‘ de Pablo Vega.
Me llamo Pablo Vega, soy director y realizador de este documental. Soy gitano. Así comienza el documental sobre las mujeres gitanas de Huesca que reflejen la otra realidad. Mujeres gitanas que rompen los estereotipos creados en esta sociedad. Mujeres que han luchado para llegar a donde están.
Vanessa, Pitu, Sara y Adelina son las protagonistas de ‘Romnia. Mujeres gitanas de Huesca’, un documental que exhibe la vida de cuatro mujeres pioneras en romper las barreras de la exclusión social.
 
 
Seguimos con ‘Genezis’ una obra del director húngaro Árpád Bogdán, proyectada en la sección Panorama del Festival de Cine Berlín y flamante ganadora del Festival Cinemajove de Valencia. La puedes ver también en Filmin y está recomendada para mayores de 16 años.

La película expone de forma cruda y sin complacencias las tensiones raciales existentes en las diferentes sociedades alrededor del mundo; poniendo la lupa en este ocasión, en el este de Europa. Y lo hace presentando la tragedia vivida por una familia gitana a manos de colectivos Neonazis extremadamente violentos.
Tres vidas se entrelazan en un país en ruinas sociales. Un niño que vive la persecución étnica que sacude Hungría. Una adolescente que intenta averiguar cuál es su lugar en el mundo y una abogada que no ha superado el fallecimiento de su hija. Las tres historias de Genezis están basadas en historias reales que ocurrieron en Hungría y cuyo nexo es la familia.
Vamos con otro documental ‘El amor y la ira’: cartografía del acoso antigitano de José Heredia Moreno
Violencia policial, hostigamiento social y mediático, segregación escolar, discriminación laboral… “El amor y la ira” es el relato descarnado del acoso sistémico contra Los Palmerales de Elche, plasmado a través de los testimonios de sus habitantes.

Vamos con la película ‘Y los violines dejaron de sonar‘ de Alexander Ramati de 1988
El Porraimos o Samudaripen , el genocidio que sufrieron los pueblos gitanos europeos como parte del Holocausto nazi, ha sido muy poco estudiado y como consecuencia poco representado y referido en el cine. Es doblemente relevante por eso una cinta como esta, en la que un grupo de músicos gitanos del sur de Polonia huye del ejército alemán a través de Checoslovaquia y Hungría. Su director, Alexander Ramati, partió de las memorias de Román Mirza, superviviente del genocidio; primero las convirtió en novela y luego las llevó al cine, con algunas incongruencias apuntadas por historiadores gitanos que de todas formas no le restan cierto valor testimonial a esta aproximación pionera al Porrajmos.
Vamos con otro documental, ‘Gitanos: aquí y ahora’ de Ángel Navarro.
Los gitanos españoles son, desde la Constitución de 1978, ciudadanos de pleno derecho. Nuestro país es un modelo para Europa en el abordaje de la “cuestión gitana”. Sin embargo, tras casi cuarenta años de democracia no se ha conseguido acabar con la desigualdad, la incomprensión mutua y, en el peor de los casos, el racismo.
Un equipo de Crónicas ha estado con algunos de los gitanos más invisibles, maestros, mediadores sociales, activistas por los derechos humanos, realizadores audiovisuales o músicos, quienes hablan de su presente, su “aquí y ahora”. Analizan, también, desde distintos puntos de vista, cuestiones tan importantes como la educación. Explican por qué casi tres de cada diez jóvenes gitanos abandonan los estudios antes de acabar la secundaria.
Los protagonistas de este reportaje, abordan el papel de la mujer gitana y el cambio que las más jóvenes están propiciando dentro de su comunidad. Asimismo, comentan como los estereotipos han desvirtuado la imagen de los gitanos situándolos entre la marginalidad y el folklore; y de la existencia de guetos donde el racismo antigitano impregna sus vidas.
Los gitanos españoles habitan en nuestro mismo suelo desde hace seiscientos años; son la minoría étnica más importante, compartimos con ellos historia y cultura, pero siguen siendo los grandes desconocidos.
https://www.rtve.es/alacarta/videos/cronicas/cronicas-gitanos-aqui-ahora/3437481/
Seguimos con ‘La mujer del chatarrero’ del cineasta bosnio Denis Tanovic que puedes ver en Filmin y está recomendada para mayores de 12 años.
Limítrofe con la imagen documental nos muestra a una familia gitana que vive de la chatarra, rodada en nueve días y con actores no profesionales. La mujer a la que hace referencia el título sufre un aborto espontáneo y, como no tienen cobertura sanitaria, deberán pasar una odisea para que pueda ser atendida en el hospital. Las vergüenzas del capitalismo salvaje quedan al descubierto en este mínimo episodio que no cede ni un solo plano al efectismo. La compasiva y modesta cámara digital de Tanovic no lo necesita.
Y terminamos con ‘Carmen y Lola’ de Arantxa Echevarría, que puedes ver en Movistar+ y esta recomendad para mayores de 12 años.
“Carmen y Lola”, un bello alegato a favor de la diversidad sexual y su aceptación que tiene la particularidad de retratar a un pueblo profundamente discriminado a nivel social e invisibilizado a nivel cinematográfico, el gitano.
Carmen es una adolescente gitana que vive en el extrarradio de Madrid. Como cualquier otra gitana, está destinada a vivir una vida que se repite generación tras generación: casarse y criar a tantos niños como sea posible. Pero un día conoce a Lola, una gitana poco común que sueña con ir a la universidad, dibuja graffitis de pájaros y es diferente. Carmen desarrolla rápidamente una complicidad con Lola, y ambas tratarán de llevar hacia delante su romance, a pesar de los inconvenientes y discriminaciones sociales a las que tienen que verse sometidas por su familia.
La película fue descalificada con dureza por algunas asociaciones, como Gitanas Feministas para la Diversidad, que consideran que perpetúa los estereotipos del mundo gitano: machismo feroz, homofobia y la condena al matrimonio y a la casa de las mujeres jóvenes. “Ser gitana y lesbiana es difícil en un mundo payocentrista y heteronormativo, no solo en la comunidad gitana como pretende mostrar la película”, asegura un comunicado de la asociación. “Estigmatizar, criminalizar y estereotipar sobre el pueblo gitano no es libertad de expresión, es fomentar el antigitanismo”, añadían. Para Carmen Fernández, su vicepresidenta, afirmó que las críticas no son contra la película (“que no la habían visto en ese momento”) sino contra las declaraciones “de feminismo paternalista” de la directora.
Fuente y más información aquí

El director de la OMS rechaza probar la vacuna del coronavirus en África por “racista” y “colonial”

Dos expertos franceses plantean la idea en una cadena de televisión y luego piden perdón tras generar una encendida polémica.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha condenado con firmeza lo que denominó “declaraciones racistas” de dos científicos franceses que en días pasados propusieron que África fuera “terreno de pruebas” de vacunas contra el coronavirus. Sin citarlos, el alto responsable de la OMS ha respondido así en la rueda de prensa que da la organización da a diario. Los dos expertos franceses defendieron esta posibilidad en una cadena de televisión y que, tras la polémica generada, se vieron obligados a pedir perdón.
coronavirus
“Este tipo de declaraciones racistas no hacen avanzar nada. Se oponen al espíritu de solidaridad. África no puede ser y no será un terreno de pruebas para ninguna vacuna”, afirmó el doctor etíope Ghebreyesus desde Ginebra. “La herencia de la mentalidad colonial debe terminar”, agregó en respuesta a la pregunta planteada por un periodista nigeriano. “Es vergonzoso y horrible escuchar a científicos haciendo ese tipo de declaraciones en el siglo XXI”, recalcó el director general de la OMS.

La polémica comenzó el pasado miércoles durante un directo de la televisión francesa LCI en el que mantenían una conversación el director de investigación del Instituto Francés de Investigación Médica, Camille Locht, y el jefe de los servicios de medicina intensiva y rehabilitación del hospital Cochin de París, Jean-Paul Mira.

En un momento dado, este último, desde el plató, lanza una pregunta a Locht: “Si puedo ser provocador, ¿acaso no deberíamos realizar este estudio en África, donde no hay mascarillas ni tratamiento ni reanimación, como se hizo en algunos estudios con el sida o entre las prostitutas? […] ¿Qué opina?”. Sin dudarlo, Locht le responde: “Tiene usted razón […] estamos pensando, de forma paralela, en un estudio en África con el mismo enfoque, lo cual no quita que no podamos pensar también en un estudio en Europa y en Australia”.

Estas declaraciones levantaron una enorme indignación en África y comenzaron a circular inmediatamente por las redes sociales, pasando de móvil a móvil con el comentario “No somos cobayas ni ratas de laboratorio”. Entre los primeros que reaccionaron se encuentran dos ex futbolistas africanos que jugaron en Europa, el camerunés Samuel Eto’o y el marfileño Didier Drogba. Mientras el primero los llamó “asesinos”, el segundo mostró su indignación asegurando que “África no es un laboratorio” y que esas declaraciones eran “graves y racistas”.

Con el paso de las horas, los dirigentes africanos también fueron manifestando su rechazo. En la República Democrática del Congo (RDC), el doctor Jean Jacques Muyembe, director del Instituto Nacional de Investigación Biomédica y responsable de la lucha contra la última epidemia de ébola, anunció el viernes que su país se ofrecía para acoger los ensayos de las vacunas contra el coronavirus, pero los ánimos estaban tan caldeados que el propio Muyembe tuvo que salir en las redes sociales horas más tarde para aclarar que sólo se harían pruebas en la RDC si antes se hacían en países occidentales.

Dos días después de hacer las citadas declaraciones, tanto Mira como Locht pidieron perdón y denunciaron haber recibido amenazas de muerte. En concreto, el instituto para el que trabaja Locht emitió un comunicado en el que aseguraba que se trataba de “un vídeo mutilado” que había sido objeto de “interpretaciones erróneas en las redes sociales” y que, dadas las condiciones en las que se produjo la entrevista, el científico no pudo reaccionar correctamente. “Él pide perdón y asegura que no tuvo ninguna intención racista”, añade la nota. También el Ministerio francés de Relaciones Exteriores condenó estas afirmaciones.

Los abogados de Jean-Paul Mira revelaron que tanto él como su familia habían sufrido amenazas de muerte. “Presento mis excusas más sinceras a quienes se han sentido agredidos, ofendidos o insultados por palabras que pronuncié con torpeza”, dijo el médico galo.

África sigue siendo por ahora el continente menos afectado por la Covid-19 con unos 10.000 positivos y casi 500 personas fallecidas, pero las autoridades sanitarias mundiales han alertado sobre el impacto de la pandemia en los sistemas públicos de salud más débiles del mundo.

Fuente y más información aquí

Día del Pueblo Gitano 8 de abril

Día del Pueblo Gitano 8 de abril

El 8 de abril se celebra el Día del Pueblo #Gitano en todo el mundo (International Roma Day), para recordar la historia del pueblo gitano y rendir homenaje a las víctimas gitanas del Porrajmos y de las distintas persecuciones a lo largo de los siglos que han y siguen sufriendo las personas gitanas. Esta fecha, recuerda el Congreso Mundial roma/gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos.
Fuente y más información aquí