lunes, 19 de abril de 2021

Movimiento contra la Intolerancia denuncia al independentista Oriol Mitjà por discurso de odio contra los miembros de las FF. y CC. de Seguridad del Estado al estigmatizarles como violentos

 


Movimiento contra la Intolerancia ha presentado hoy una denuncia contra el “científico” independentista Oriol Mitjà, en la Fiscalía General del Estado, en el Servicio contra Delitos de Odio y Discriminación, tras conocer los mensajes emitidos por un twit donde señala que las personas pertenecientes a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado (CFSE) tienen “alteraciones genéticas que predisponen a la violencia”, aseverando que los agentes tienen una suerte de tara genética que les predispone a la violencia y que algunos agentes sufrirían el síndrome XYY o enfermedad del superhombre, que les equipararía a los criminales e invitaría a que fueran “más violentos”; todo acompañado de la foto de una detención de un independentista un independentista catalán en 2019 acusado de atentado a la autoridad y desórdenes públicos  durante una marcha contra la sentencia del procés en Cataluña.

Movimiento contra la Intolerancia entiende que alegar razones genéticas para señalar a las personas que prestan su servicio en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuya misión es “proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad  ciudadana”, e identificarlas como personas con trastorno genético que presentan “la misma frecuencia de algunas alteraciones genéticas que predisponen a la violencia”, además de acientífico, pues la ciencia ha demostrado sobradamente que nadie nace violento, como afirma el Manifiesto de Sevilla adoptado por la UNESCO en 1989 y por organizaciones científicas y profesionales de todo el mundo, además realiza  una estigmatización discriminatoria que, sin duda, favorece el rechazo de estas personas al imbricarles con la violencia, y es una práctica discriminatoria  conocida como Genoísmo, una forma de intolerancia similar al racismo, que conlleva consecuencias por las que estas personas puedan ser tratadas de manera diferente, trasladando mensajes peligrosos, incluso para familiares, al presentarles como personas con “trastornos hereditarios” de violencia, predeterminados por los genes.

Este mensaje no solo daña la integridad moral de los agentes y es un acto contra la dignidad humana, también supone una presunta incitación a la discriminación al denotarse distinción, exclusión o restricción basada en motivos ideológicos, por su condición de representantes constitucionales reflejada en el art. 104 de la Constitución Española, y que pudieran tener por objeto o por resultado contribuir a anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, de los derechos humanos y libertades fundamentales, en condiciones de igualdad al resto de los españoles, en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública.

Movimiento contra la Intolerancia recuerda que el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional señalan que la libertad de expresión no es infinita y afirman que puede considerarse necesario en las sociedades democráticas sancionar e incluso prevenir formas de expresión que propaguen, promuevan, o justifiquen el odio basado en la intolerancia. La función jurisdiccional consiste, en estos casos, en valorar, atendiendo a las circunstancias concurrentes, la expresión de las ideas vertidas y las circunstancias concurrentes esto es, si la conducta que se enjuicia constituye el ejercicio legítimo y lícito del derecho fundamental a la libertad de expresión y, en consecuencia, se justifica por el valor predominante de la libertad o, por el contrario, la expresión es atentatoria a los derechos y a la dignidad de las personas a que se refiere, situación que habrá de examinarse en cada caso concreto, y pide que se proceda a depurar la responsabilidad penal que se pudiera derivar por los hechos denunciados en el presente escrito y se proceda con la retirada de estos mensajes.

19 de Abril Levantamiento del Gueto de Varsovia

 


El 19 de abril de 1943, comenzó el levantamiento del gueto de Varsovia. 
Después de las deportaciones masivas a Treblinka en el verano de 1942, l@s judí@s del gueto de Varsovia se atrincheraron en búnkers y se opusieron a la Aktion alemana de abril de 1943. Después de un mes de resistencia valerosa, la rebelión fue aplastada y el gueto quemado hasta los cimientos.  
Se estima que alrededor de tres cuartos de las aproximadamente 40.000 personas judías que se hallaban en el gueto antes del levantamiento fueron deportadas a campos de exterminio. Unas 10.000 murieron durante la rebelión: en ejecuciones masivas y en los incendios. 
Ésta fue la primer rebelión popular realizada en un ámbito urbano en la Europa ocupada por los nazis. La rebelión del gueto de Varsovia sirvió de ejemplo para otros guetos y campos.

viernes, 16 de abril de 2021

NUEVO Cuaderno de Análisis nº 73: La lucha contra el Antisemitismo y las instituciones en Europa

 


Educatolerancia

Europa se enfrenta, una vez más, a la realidad impactante de los crímenes de odio antisemitas, anti-musulmanes y otros crímenes xenófobos y racistas, además de un clima de intolerancia que se expande. Actos atroces, precedidos y precipitados por el discurso de odio que se extiende por Internet y las Redes Sociales, acompañados de prácticas desinformativas, bulos, fanatización y otros elementos que, incluso en contextos de pandemia y encierros, vaticinan graves problemas. La difusión de la retórica tóxica de los extremismos deviene en conductas violentas. Las amenazas contra la democracia y las perspectivas totalitarias asoman sin reparo en horizontes que no se sitúan nada lejanos.
El antisemitismo, en sentido amplio del término, hace referencia al odio y hostilidad hacia los judíos que se basa en una animadversión radicada en un rechazo, incluso existencial, que puede ser múltiple, ya sea de tipo religioso, racial, político, cultural y étnico, o de todo a la vez. En sentido profundo, el antisemitismo es una forma específica de intolerancia, de irrespeto, desprecio, rechazo y de negación, que refiere a conductas que van desde la estigmatización, segregación, discriminación, hostilidad, violencia y crímenes de odio, hasta el exterminio como evidenció el Holocausto. Se diferencia de la judeofobia o antijudaísmo, que supone un rechazo por su condición religiosa, cuya expresión más desarrollada sería el antijudaísmo cristiano e islámico. El antisemitismo puede manifestarse de muchas formas y a través de numerosas conductas, sean individuales, ataques de grupos nucleados con dicho propósito, o incluso a nivel institucional. Cuando deviene en una política de Estado su peligrosidad aumenta, y si se proyecta en el plano internacional, por ejemplo con la eliminación de los judíos o la destrucción de sus instituciones (Estado u otros), nos encontramos con una perspectiva genocida de exterminio.

Día Mundial Contra la Esclavitud Infantil

EducaTolerancia

El 16 de abril se conmemora el Día Mundial Contra la Esclavitud Infantil en recuerdo de Iqbal Masih un niño esclavizado que fue asesinado, Con tan solo cuatro años de edad, este niño pakistaní fue obligado por su padre a trabajar de sol a sol en una fábrica de alfombras para saldar la deuda de 600 rupias (9 euros) que su progenitor había adquirido por la boda de su hermano mayor. Un domingo de 1992, a sus diez años, logró escapar de la fábrica y comenzó a dedicar su vida a denunciar la situación que viven millones de niños de manera invisible. Pero un fatídico día, tras lograr el cierre de la fábrica en la que trabajó tantos años y el encarcelamiento de su dueño, fue abatido a disparos mientras se desplazaba en su bicicleta.

A pesar de su trágica y corta vida arrebatada, Iqbal Masih logró convertirse en un símbolo de lucha contra la esclavitud infantil.

El drama de la esclavitud infantil no es cosa del pasado. Hablamos de un problema real, y mucho más presente en la sociedad actual de lo que solemos pensar. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) más de 150 millones de niños y niñas realizan trabajos forzados o tareas inadecuadas para su edad, que ponen en peligro su integridad física o emocional y les apartan de la escuela.  Situaciones que van desde el reclutamiento forzado, pasando por la trata, la explotación sexual, los niños soldados o el matrimonio forzoso. Todo esto sigue pasando en pleno siglo XXI.

¡Stop Esclavitud Infantil!

##STOPTrabajoInfantil #DerechosdelaInfancia #MovimientocontralaIntolerancia #ExplotaciónInfantil #DerechosHumanos #Infancia #StopEsclavitudInfantil


domingo, 11 de abril de 2021

11 de Abril Fallecimiento de Primo Levi

EducaTolerancia

Primo Levi, el autor de entre otras obras de “Si esto es un hombre” y sobreviviente de Auschwitz, murió un día como hoy hace 34 años. Su obra es una advertencia imperecedera contra el Holocausto: ¡Nunca más!.

#Memoria #PrimoLevi #Holocausto #MovimientocontralaIntolerancia #NuncaMás

jueves, 8 de abril de 2021

8 de Abril Día Internacional del Pueblo Gitano

EducaTolerancia

El 8 de abril se celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano en todo el mundo (International Roma Day), para recordar la historia del pueblo gitano y rendir homenaje a las víctimas gitanas del Porrajmos y de las distintas persecuciones a lo largo de los siglos que han y siguen sufriendo las personas gitanas.

El Consejo de Europa define el antigitanismo  como “una forma específica de racismo dirigida contra los gitanos, una ideología basada en la superioridad racial, una forma de deshumanización y de racismo alimentada por la discriminación histórica, que se expresa, entre otros modos, mediante la violencia, el discurso del odio, la explotación, la estigmatización y la discriminación más descarnada”.

Hoy y todos los días: Stop Antigitanismo

#MovimientocontralaIntolerancia #Diversidad #StopRacismo #StopAntigitanismo #PuebloGitano #Cultura #DiversidadCultural #StopRomafobia

miércoles, 7 de abril de 2021

Día del Recuerdo del Holocausto (Yom ha-Shoá) 7 de abril


El Día del Recuerdo del Holocausto (Yom ha-Shoá en hebreo) es una efeméride nacional de conmemoración en Israel en honor de los seis millones de personas judías asesinadas durante la Segunda Guerra Mundial. 

“¿Cómo se llora a seis millones de muertos? ¿Cuántas velas se encienden? ¿Cuántas plegarias se oran? ¿Sabemos cómo recordar a las víctimas, su soledad, su impotencia? Nos dejaron sin dejar rastro, y nosotros somos ese rastro. Contamos estas historias porque sabemos que no escuchar ni desear saber lleva a la indiferencia, y la indiferencia nunca es una respuesta.” Elie Wiesel

#Holocausto #Memoria #MovimientocontralaIntolerancia #Judíos #Israel #NuncaMás


Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio de Ruanda 7 de Abril


EducaTolerancia

La UNESCO conmemora el Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio de 1994 contra los Tutsi en Rwanda, El 7 de Abril de 1994 fue el comienzo del genocidio perpetrado contra miembros de la minoría tutsi por el gobierno extremista hutu. En poco más de 100 días, más de un millon tutsi fueron sistemáticamente asesinados. Los hutus moderados y otros que se oponían a las masacres también fueron asesinados durante este período.

Un día internacional de reflexión y reafirmación del compromiso de luchar contra el genocidio en todo el mundo y de recordar a las víctimas para un NUNCA MÁS.

#MovimientocontralaIntolerancia #MemoriaDemocrática #Genocidio

#Ruanda #Rwanda #NuncaMás



martes, 6 de abril de 2021

Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz

 


El deporte tiene el poder de cambiar el mundo e históricamente ha desempeñado un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividad física sin más o incluso de juegos. Es un derecho fundamental y una herramienta poderosa para fortalecer los lazos sociales y promover el desarrollo sostenible, la paz, el bienestar, la solidaridad y el respeto.

lunes, 5 de abril de 2021

Campaña “Stop Violencia” de Movimiento contra la Intolerancia

 


CONTRA TODO TIPO DE VIOLENCIA

Movimiento contra la Intolerancia pone en marcha la campaña “Stop Violencia” que tiene como objetivo movilizar a la sociedad y a las instituciones contra la violencia en todas sus formas y manifestaciones. Los hechos y sucesos violentos son una realidad continuada que hay que atajar, tanto en las manifestaciones de los delitos de odio violentos, como en los continuos sucesos que protagonizan grupos urbanos vandálicos, incluida la violencia política y la de bandas latinas, así como la persistente y aterradora  violencia machista.

 La propuesta movilizadora de “Stop Violencia” plantea en la campaña una negación frontal de la violencia, la realice quien la realice, sin que sea posible justificación alguna en una sociedad como la española que rige su convivencia por códigos humanistas y democráticos de concordia y tolerancia, advirtiendo  de las consecuencias irreparables de la misma como suponen los crímenes cometidos contra mujeres, el terrorismo,  los acosos y suicidios, los asesinatos de jóvenes y los crímenes de odio, racista, homófobo o de cualquier otra forma de intolerancia, así como los abusos y malos tratos violentos en escenarios socio-institucionales.

 La campaña es un pack contra la violencia que se presenta agrupado en la denuncia de  una malignidad común  que nunca ha de aceptarse, ni justificarse, menos aún que enaltecer,  y que señala la responsabilidad  de todos los que tienen que trabajar contra factores que inciden en su desarrollo como  la anomia social , el machismo, las fobias y la cultura del  vencedor; la deficiente socialización en la familia y la escuela; el mal  hacer en los medios de comunicación, internet y las redes sociales; la gestación de todo tipo de formas y conductas de intolerancia junto a la gravedad de los fanatismos y las ideologías que promueven el odio y la violencia, así como las malas prácticas  en la cultura,  ocio, deporte, uso de drogas u otros factores urbanos.

La iniciativa “Stop Violencia” sitúa a las  Víctimas, a su igual dignidad y  derechos, en el centro de su perspectiva, denunciando su olvido y la  defensa de su memoria. Reclama la aplicación efectiva del Estatuto de la Víctima del delito y todas las leyes que afectan a la intervención institucional contra la violencia y recuerda que cualquier persona, por uno u otro motivo puede ser víctima de la violencia, sea un actor social como un agente de seguridad, e igualmente puede constituirse en agresor que utiliza la fuerza no permitida por la ley. El llamamiento a la movilización ciudadana por los derechos de la víctima  es una asignatura pendiente en nuestro país que pretende abordar la campaña.

La campaña “Stop Violencia” parte de  reconocer la insuficiencia de la intervención del  Estado, la indolencia social, los espectáculos mediáticos y los mensajes pirómanos en las redes sociales, entre otros,   para  reclamar  una acción integral para una sociedad sin violencia, centrando sus reivindicaciones en:

1.- Deslegitimación y condena de la violencia por parte de partidos y medios de comunicación.

2.- Prevención integral e  ilegalización de  todo grupo que  promueva la violencia.

3.- Política de seguridad efectiva y sanción punitiva de toda conducta violenta.

4.- Efectiva solidaridad y aplicación de la ley en defensa de las víctimas de la violencia.

5.- Sensibilización total contra la violencia. Educar para la tolerancia y los derechos humanos.

 Entre las actividades que desarrollará Movimiento contra la Intolerancia, se destaca la visita a mas de 2.000 centros educativos, la edición del Material Didáctico especial “Stop Violencia”, la divulgación de diversos video clips y mensajes breves para redes sociales, la realización de seminarios para familias, educadores, empresas y funcionarios públicos y otras actividades que se podrán compartir desde la web “Educatolerancia.com” como centro promotor de la misma.

*Leer comunicado

En memoria de Martin Luther King

 


El  4 de abril fue asesinado Martin Luther King en Memphis, 53 años después de este brutal crimen, su personalidad y su mensaje siguen vigentes, siempre recordando a nuestras conciencias el deber solidario de trabajar por la igual dignidad y derechos de los seres humanos, el deber de erradicar el odio racista, la violencia y la intolerancia.


Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

 


El 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, una jornada para sensibilizar sobre este trastorno que afecta a la capacidad de las personas para comunicarse e interactuar con los demás. 
Este día busca derribar estereotipos y conseguir la inclusión total de las personas con autismo, ya que por ejemplo, conforman el colectivo de personas con discapacidad con la tasa más alta de desempleo, entre 76% y 90%, según datos de Autismo Europa. 
Leer, informarse y hablar con personas que sufren algún trastorno del espectro autista puede ayudarnos a desmontar prejuicios y conocer realidades muy distintas.

miércoles, 31 de marzo de 2021

Día Internacional de la Visibilidad Trans

 


Desde el año 2009, el 31 de marzo se celebra el Día Internacional de la Visibilidad Trans.   
Se trata de un día imprescindible porque no solo celebra la diversidad y los derechos de las personas trans, sino que también sensibiliza contra la discriminación que han sufrido (y sufren) todas estas personas en todo el mundo. Una investigación reciente realizada por la Agencia Europea de los Derechos Humanos revela también que, en España, un 16 por ciento por ciento de las personas trans se han visto obligadas a alojarse temporalmente en casa de familiares o amistades al ser expulsadas de hogar y han dormido en la calle al menos una vez en la vida. Según los datos recogidos por Transgender Europa en su Observatorio de Personas Trans Asesinadas, entre 2008 y septiembre de 2020 murieron asesinadas 3.664 personas trans en el mundo. 
Todas ellas asesinadas por prejuicios discriminatorios. 
Hoy y todos los días: STOP TRANSFOBIA.

viernes, 26 de marzo de 2021

Vídeo "Junt@s contra el Racismo"

Compartimos el vídeo realizado por el voluntariado de Movimiento contra la Intolerancia para recordar que ante el racismo ni se puede guardar silencio, ni ha lugar la indolencia o la banalización del mal.

Al racismo se le combate desde la implicación de todas las personas, para evitarlo, como dijo Rosa Parks "Cada persona debe vivir su vida como un modelo para otros" Sé parte de la solución y no del problema.

Puedes verlo  AQUÍ

#StopRacismo #AprecioDiversidad

jueves, 25 de marzo de 2021

Ultra Derecha y Ultra Izquierda ante la polarización

 Los grupúsculos de posiciones políticas extremas buscan sus espacios y su protagonismo social ante la polarización




Un análisis sobre los colectivos de ultraizquierda y ultraderecha arroja algunas conclusiones. La polarización de la política les lleva a reivindicar sus espacios y su protagonismo social frente a quienes están dentro del sistema.

Los grupos de extrema izquierda, mucho más numerosos y organizados en la red, vuelven ahora para reivindicar la liberación del rapero Pablo Hasél, encarcelado hace un mes por enaltecimiento del terrorismo en las letras de sus canciones.

La última protesta tuvo lugar el sábado en Madrid, pero con réplicas en otras ciudades. El anunciado despliegue policial (más de mil agentes), rebajó mucho el número de asistentes previsto, y no se registraron altercados ni graves actos vandálicos, como sí había ocurrido en anteriores convocatorias.

Por su parte, en la extrema derecha, las nuevas generaciones relevan a las viejas, según señalan fuentes policiales. La aparición de Vox en las instituciones también ha provocado cambios en el colectivo: a algunos les parece suficiente; otros creen que es lo que llaman un “PP verde” y han creado nuevos colectivos ultras, aunque admiten compartir parte de las ideas del programa del partido de Santiago Abascal.

Jóvenes grupos surgidos en las redes sociales y en plena pandemia como Bastión Frontal, que se definen como “nacionalistas, en el sentido del nacionalismo romántico alemán del siglo XIX”, buscan su propio discurso con chicas como Isabel Medina Peralta, la joven de 19 años que ofreció una suerte de mitin antisemita en el homenaje a la División Azul que tuvo lugar el pasado 13 de febrero en el cementerio de la Almudena de Madrid. Tanto el grupo neofascista como ella misma están siendo ahora investigados por la Fiscalía por presuntos delitos de odio. La pandemia y las restricciones que implica han mermado mucho la capacidad de estos grupos de ocupar y ser protagonistas en el escenario público. Sin embargo, fuentes policiales aseguran que “no desaparecen, se transforman y simplemente siguen latentes, esperando su oportunidad”.

Esteban Ibarra, del Movimiento contra la Intolerancia, vaticina una suerte de efecto rebote tras este letargo pandémico: “Existe la posibilidad de que la euforia del regreso a los estadios, a las calles, a los bares… conlleve una mayor conflictividad de estos grupos”.

La ultraizquierda, un chispazo para intentar sembrar el caos

Decenas de colectivos esperan un hecho que les dé la oportunidad de revolverse contra lo que llaman “Estado opresor”

Una chispa. Un evento. Un hecho puntual. Da igual quién convoque, un grupo o varios. Esto es asambleario. Puede ser por la construcción de un aparcamiento subterráneo en el barrio del Gamonal en Burgos (2014), por la sentencia del procés (2019), por el desahucio de una familia, por la detención del activista Alfon (Alfonso Fernández Ortega) en los tiempos del 15-M (2015), por la condena del rapero Valtònyc (Josep Miquel Arenas) en 2017, o por el encarcelamiento de su amigo Pablo Hasél (Pablo Rivadulla Duro) hace un mes, condenado a nueve meses y un día de prisión por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones del Estado.

Alguien prende la mecha y los movimientos de ultraizquierda se activan y se mueven todos a una, como electrificados, propagando acciones de respuesta por las redes y replicándolas en cuantos más puntos de la geografía mejor, con dos fines principales. Uno es su denuncia constante de “la represión del Estado” y del poder en general en cualquiera de sus formas o versiones: la policía, los bancos, la Corona, el Congreso. Y otro es la creación de iconos, referentes, héroes, mártires revolucionarios, símbolos de liberación que den sentido a su lucha. La última cita fue en la tarde del sábado, con una manifestación no autorizada que fue de Atocha a Cibeles: “Por nuestros derechos y libertades ¡Amnistía total! Libertad Pablo Hasél”, rezaba la convocatoria que desde hace semanas corría por múltiples plataformas de mensajería.

Los convocantes eran de nuevo la plataforma digital del Movimiento Antirrepresivo de Madrid (MAR), que aglutina a “una decena de grupos” –según sus precursores– y que nació hace menos de tres años en Twitter, donde con 11.300 seguidores. “Surgimos a raíz del caso Valtònyc, cuando varios colectivos nos unimos para solidarizarnos con él en Madrid, y salir a la calle a protestar contra su condena [a tres años y medio por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona en las letras de sus canciones]”, cuenta Marco Fernández (29 años), uno de los fundadores del colectivo. “Nos dimos cuenta de que era necesario crear un movimiento genérico antirrepresivo para denunciar la falta de derechos y libertades que hay en este país, en lugar de una plataforma de apoyo a cada caso, de esa manera estaríamos siempre preparados”, señala. “Fue en La Ingobernable [centro social ocupado desalojado en 2019], allí se echó a andar”, recuerda tras salir de su trabajo como mozo de almacén.

En esta ocasión, la protesta tendría a la capital como epicentro, aunque fueron otros muchos los grupos que anunciaron que se sumarían con convocatorias simultáneas en Barcelona y las otras tres provincias catalanas, Gijón, Málaga, Alicante, o Zaragoza. “Su objetivo es propagarse al máximo, dar la sensación de mucha movilización, visibilizarse cuanto más mejor”, aseguran agentes de seguridad que llevan años siguiendo, analizando y estudiando a estos grupos y a sus miembros. “Saben que para sembrar el caos en un país lo que hace falta es que las protestas se produzcan en varias zonas a la vez”, señalan las mismas fuentes. “Las revoluciones no se preparan, surgen: la primavera árabe empezó porque a un vendedor ambulante tunecino [Mohamed Bouaziz] le confiscaron su puesto unos municipales”, recuerda. “Eso sí, hay que estar preparado para reaccionar”, añade.

Amplio dispositivo

Policía y Delegación de Gobierno de Madrid esperaban una importante concurrencia, pese a que ni tan siquiera habían pedido autorización para la manifestación. “Ahora lo evitan, no hay solicitud de permiso para que no haya quienes puedan sufrir las consecuencias de potenciales incumplimientos”, señalan fuentes de la delegación de Gobierno de Madrid. El dispositivo de seguridad previsto era de mil agentes y se anunciaba “intransigente”: “No vamos a permitir actos de vandalismo de ninguna clase”, advertían fuentes policiales, en alusión a las actuaciones de algunos alborotadores en las recientes concentraciones (tampoco autorizadas) en la Puerta del Sol y alrededores. La marcha transcurrió sin incidentes.

San Blas Canillejas en lucha, Juventud antifascista de Hortaleza, Distrito 14 Moratalaz, D-104 Aluche, Alkorkón Combativo, Yesca Vallecas… Son decenas solo en Madrid, muchos de ellos surgidos de o como asociaciones de barrio o de vecindario. Quienes conocen bien el funcionamiento de estos colectivos por dentro aseguran que “la violencia que usan en determinados momentos es solo una estrategia de lucha; y la calle, una herramienta”. Es su manera de lograr un mayor impacto, una mayor visibilidad.

“¿Controlar la violencia?, que le pregunten a Marlaska [ministro del Interior] o a Franco [Delegado del Gobierno], es la policía quien provoca los disturbios, que nos dejen manifestarnos en paz y nada ocurrirá”, se defendía Fernández, que aseguraba que se estaba “criminalizando la protesta de antemano” y a que “se llamaría a cumplir con todas las normas de seguridad” impuestas por la pandemia.

La capacidad movilizadora de los grupos antifascistas y de ultraizquierda radica en el carácter genérico de sus reivindicaciones y lemas, al igual que en el dominio que tienen de las redes sociales y de los medios y canales de información. “Son mucho más agiles que la ultraderecha: donde unos movilizan 200, otros atraen a 2.000 personas, diez veces más, porque el espectro que abarcan es muy amplio”, apuntan los investigadores.

Atomización y militancia

La atomización de la extrema izquierda en múltiples grupos genera una voluminosa militancia expandida como en sucesivos círculos concéntricos que se solapan entre sí formando un vasto conglomerado. “El núcleo duro pueden ser dos o tres personas, a veces amigos del barrio que se han hecho con un espacio/sede, a veces personas de la misma familia, o del mismo equipo de fútbol”, señalan los agentes; y el resto es gente “que acude a las convocatorias o a las asambleas porque puede simpatizar con un aspecto ideológico, con una motivación que consideran justa o injusta”, describen.

Por regla general –aunque son colectivos bastante efímeros y cambiantes–, detrás de esa ensalada de siglas y zonas geográficas (grandes y pequeñas) de todo el territorio nacional, suelen estar siempre los mismos protagonistas. Por ejemplo, Alejandra Matamoros, la abogada de Pablo Hasél, “proviene de [Moratalaz] Distrito-14 “, señalan los investigadores, uno de los colectivos más combativos y radicales de Madrid, clientes habituales de la Brigada Provincial de Información de la Policía, ubicada en ese barrio. Otro ejemplo: uno de los detenidos por la agresión a un taxista durante una cacerolada el pasado mes de mayo en las inmediaciones de ese complejo policial es Karim Benamar, el abogado habitual de D-14, que casualmente es defendido por Erlantz Ibarrondo, también abogado de Alfon o de la familia de Jimmy, el hincha de Riazor Blues (de extrema izquierda del Deportivo de la Coruña) al que mataron a palos en una pelea en el Manzanares con ultras del Frente Atlético (extrema derecha).

Son múltiples los vínculos de los ultras, de uno y otro extremo, con los clubes de fútbol. Entre los más radicales de izquierda en Madrid, destacan los Bukaneros, del Rayo Vallecano, cuya sede ha sido registrada en múltiples ocasiones por la policía. “Los llamados centros sociales de los grupos de ultraizquierda son muchas veces puntos de encuentro para organizar conciertos o veladas de boxeo, donde hacen colectas para sus cajas de resistencia”, señalan fuentes policiales.

Vínculos con el independentismo

Del mismo modo, se perciben claros vínculos entre estos grupos y los movimientos independentistas catalanes en los muchos mensajes cruzados que se dedican en las redes. Así, por ejemplo, los investigadores recuerdan que uno de los colegios en los que se votó durante el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña fue custodiado precisamente por miembros de D-14. “El independentismo y la ultraizquierda tienen un enemigo común: el estado represor”, analiza un agente.

El principal temor de la policía de cara a la convocatorias de los colectivos de ultraizquierda es la aparición de grupos de anarquistas. “Son los más violentos, son oportunistas, están entrenados en la provocación de la revuelta, y son indetectables, nadie sabe nunca si van a aparecer o no y de dónde pueden venir”, señala otro agente, que recuerda que los ocho detenidos por incendiar la furgoneta de los Mossos d’Esquadra en Barcelona eran anarquistas italianos.

“La rebelión de los movimientos de ultraizquierda es necesaria porque existe la represión, del mismo modo que existen movimientos antidesahucios porque hay desahucios”, sentencia Marco Fernández. “Y es necesario apoyar a los catalanes porque tenemos intereses convergentes, por solidaridad, porque cuando intentan ejercer su derecho les inflan a palos”, asegura, en referencia a los incidentes del referéndum de autodeterminación ilegal del 1-O de 2017.

Este sábado, asume Fernández, “el detonante fue Pablo Hasél. Pero salimos por todos nuestros derechos y libertades: porque estamos hartos de que las cárceles estén llenas de presos políticos, salimos contra los desahucios y los despidos, contra un 40% de paro juvenil, contra los recortes en Sanidad y Educación, por los cuatro millones de parados, porque las infantas se van a ver al fugado de su padre y de paso se vacunan, por la falta de libertad de expresión, contra la violencia policial, por las agresiones de la policía en Linares y por las que le han sacado el ojo a una manifestante en Lleida, contra las torturas...”.

.

Vox descompone a la extrema derecha

La irrupción del partido en las instituciones motiva cambios en las acciones de estos colectivos

A Isabel Medina Peralta no la conocía nadie, aparte de su familia y sus amigos, hasta que hace algo más de una semana, el sábado 13 de febrero, convirtió el anual homenaje a la División Azul de los colectivos de ultraderecha en un acto antisemita. Una joven que roza la mayoría de edad (19 años), melena castaña, labios rojos y camisa azul, vocifera micrófono en mano en el madrileño cementerio de la Almudena: “El judío es el culpable. El enemigo siempre es el mismo”. El video se hizo viral y la denuncia por la infamia, colectiva. Peralta pasó de tener 2.000 a 10.000 seguidores en su inflamada cuenta de Twitter: “Lo sigo diciendo y lo volvería a decir mil veces más”, escribía tras la ola de críticas.

La Fiscalía abrió una investigación por un presunto delito de odio. Y lo mismo hizo la Delegación del Gobierno de Madrid, que había autorizado la marcha: “Se trata de un acto que hacen cada año desde el 2007 y no se habían registrado incidentes. No se prohibió porque reunía todos los requisitos sanitarios (separación, mascarillas, menos de 500 asistentes). Y no hubo ningún problema a lo largo del recorrido vigilado por la policía, fue ya en el cementerio donde se lanzaron esos mensajes y consignas completamente inaceptables. En cuanto tuvimos noticia encargamos una investigación y pusimos el informe de la Policía a disposición de la Fiscalía”, explica el delegado, José Manuel Franco. “Podéis denunciarme, encarcelarme, o incluso matarme, pero jamás, jamás capitularé”, continuó en tono heroico Peralta en su Twitter, hasta que esta empresa cerró su cuenta.

Se hizo una cuenta nueva, en la que aparecía vestida de cuero negro delante de un mural del colectivo neofascista Bastión Frontal, a quien tampoco casi nadie conocía, y contra quien la Fiscalía abrió recientemente otra investigación por otro presunto delito de odio debido a presuntos ataques contra menores extranjeros no acompañados. La investigación nació de un atestado de la Policía Local de Madrid, fechado el 9 de julio de 2020, donde el coordinador de la Casa de Acogida de Menores de la Casa de Campo narraba cómo un grupo de “neonazis” plantó junto a la instalación una pancarta con el lema Recuperemos nuestros barrios, deportación.

A eso le siguieron concentraciones frente a pisos y centros de acogida: “San Blas será la tumba de los menas”, “fuera menas de nuestros barrios” o “en San Blas, ni un puto mena”. Su portavoz, Rodrigo (19 años), asegura que son “una organización juvenil de 60 chavales” nacida en el “barrio obrero” de San Blas durante la pandemia, como consecuencia de la desestructuración del colectivo (y después partido político de extrema derecha) Hogar Social y el auge de Vox. Su cuenta permanece activa con cerca de 4.500 seguidores y recauda fondos “para ayudar a Peralta”.

La Policía hace una distinción importante “entre extrema derecha, en referencia a grupos, colectivos y organizaciones que asumen el sistema democrático; y ultraderecha, los que están fuera del sistema, es la diferencia entre quienes tienen adversarios y los que solo tienen enemigos”, y describen entre estos últimos una horquilla de individuos “monitorizados” más o menos constante a lo largo de los últimos cinco años de “entre 2.000 y 3.000” personas.

Ahora se acerca más a 2.000: “Unos 2.200”, estiman. Se trata de un descenso considerable, dentro de una serie de colectivos, que incluyen a los grupos de neonazis y fascistas ligados a los clubes de fútbol (Ultras Sur, Frente Atlético/Out Low, Boixos Nois, Ultra Boys en Gijón, Los Supporters Gol Sur del Betis…) y también a los meramente ideológicos más y menos activos (Hogar Social, España 2000 –en Valencia y en Alcalá de Henares–, Falange, Bastión Frontal, Juventudes Canillejas, Hacer Nación, ADÑ…).

El crecimiento de Vox, sobre todo desde las elecciones andaluzas (en clave catalana) de 2018, ha descapitalizado a esos grupos fascistas: “Por ejemplo, Falange está prácticamente muerto, inactivo”, señalan fuentes policiales. Pero también la pandemia, el cierre de los estadios, de los bares que utilizan como sede estos colectivos y la suspensión de los conciertos a los que suelen acudir ha mermado su capacidad de reclutamiento. Sin embargo, fuentes policiales señalan que actos como los del cementerio de la Almudena o los ataques a inmigrantes en Hortaleza y San Blas revelan que, siendo menos numerosos que los grupos de ultraizquierda, siguen latentes y que “los cachorros están tomando el relevo”.

“Los numerosos casos de corrupción, la desafección creciente con los partidos tradicionales y la configuración en el imaginario popular de una élite política depredadora y extractiva, son factores clave para entender el auge de los partidos populistas de derecha radical.”, escriben Víctor Climent Sanjuan y Mirian Montaner Goetzenberge en su estudio Los partidos populistas de extrema derecha en España: Un análisis sociológico comparado, de junio de 2020.

Salto generacional

“Se está produciendo un salto generacional, los viejos referentes han crecido, son padres y madres de familia, que ya no están tan dispuestos a ir a pegarse a las calles. El perfil pasa de algunos recalcitrantes muy veteranos para quienes el grupo es su modo de vida, y un pequeño ejército de chavales, entre los que hay incluso menores de edad”, señalan fuentes policiales.

Lo explica Rodrigo, el portavoz de Bastión Frontal: “Tras el fatídico final que tuvo Hogar Social Madrid (HSM) cuando Vox (el PP verde) se llevó todo ese tejido social nacionalista (en el sentido “del nacionalismo romántico alemán del siglo XIX”, previo al nazismo), nos quedamos en Madrid sin ningún movimiento de vanguardia y, ya con el coronavirus y el confinamiento, a un grupo de camaradas nos dio por pensar: podíamos montárnoslo por nuestra cuenta y aprovechar el malestar social que hay para crear una alternativa al constitucionalismo, que no es más que una “partidocracia” que no representa los intereses del pueblo, sino de los partidos y de las oligarquías financieras. A nosotros Vox no nos representa, aunque podamos compartir algunos de los puntos de su programa”.

Por su parte, Melisa Domínguez, la líder de Hogar Social Madrid, ya con 31 años y un hijo de ocho, asegura que se constituyeron como partido político “por mera seguridad jurídica”, y reconoce que se han centrado en el ámbito social: “Antidesahucios y reparto de alimentos todos los domingos a unas 400 familias españolas, además de que mantenemos okupado un inmueble en Julián Romea 16”, señala. Sin embargo, tanto la policía como sus anteriores seguidores aseguran que están casi extinguidos y ponen como prueba la última convocatoria de protesta frente al Palacio de la Moncloa: “Eran cuatro y entre ellos algunos indigentes de los que viven okupados”, recuerdan.

Mutación

Según Esteban Ibarra, del Movimiento contra la Intolerancia y miembro del Observatorio contra la violencia en el Deporte, “existe una posibilidad de que la euforia del regreso a los estadios, a las calles, a los bares, a los conciertos… conlleve una mayor visibilización y conflictividad de estos grupos ultras”.

Según Ibarra, que sigue de cerca la evolución de estos grupos violentos y que reconoce que la mayor parte de las denuncias que reciben provienen de presuntos delitos de odios en las redes sociales, “adonde se han trasladado para sus campañas y para sus reclutamientos, señala”.

El último Estudio de Delitos de Odio presentado por el Ministerio del Interior en 2019 ponía de relieve que el número mayor de incidentes, un 34.9% del total, eran de carácter ideológico, seguidos de los xenófobos o racistas (30,2%) y los referidos a la orientación sexual (16,3%).

“En este momento todos los grupos ultras están sufriendo una mutación”, advierte Ibarra. “Los que aceptan el sistema se han ido con Vox, y los que están en un proceso de reafirmación necesitan rejuvenecerse (nuevas generaciones), tienen que descubrir elementos rentables para su agitación y propaganda (van a hacer una acción directa dura y callejera) y van a tratar de resaltar todas las contradicciones del sistema, ya sea usando la pandemia (negacionistas), la corrupción política o la inmigración, polarizando y radicalizando desde las redes sociales”, sostiene. “Vox les ha debilitado, les ha descapitalizado, les ha quitado capital social y les ha tapado también mediáticamente”, concluye.

Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Personas Esclavizadas

 


Durante más de 400 años, más de 15 millones de hombres, mujeres, niñas y niños fueron víctimas de la deplorable trata transatlántica de esclavos, uno de los capítulos más terribles de la historia de la humanidad.

Cada año, el 25 de marzo, el Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Personas Esclavizadas ofrece la oportunidad de homenajear y recordar a aquellos que sufrieron y murieron a manos de este brutal sistema de esclavitud. El objetivo del Día Internacional también es generar conciencia sobre los peligros del racismo y los prejuicios en la actualidad.


miércoles, 24 de marzo de 2021

Reconocimiento a Movimiento contra la Intolerancia

¡Valladolid por la Diversidad¡ Agradecemos al Ayuntamiento de Valladolid el reconocimiento a nuestro trabajo junto a otras organizaciones, en el acto institucional con motivo Día de la Eliminación de la Discriminación Racial y Étnica.

Apostamos por el Respeto, la Aceptación y el Aprecio a la diversidad #ValladolidPorLaDiversidad





Exposición "Juntos contra la Intolerancia"

Ya puedes visitar en el Espacio Joven Norte nuestra exposición "Juntos contra la Intolerancia" estará hasta el miércoles 24 marzo además podrás llevarte algunos de nuestros materiales para prevenir situaciones de racismo, xenofobia e intolerancia #ValladolidPorLaDiversidad😊








Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas

 

Cada 24 de marzo se celebra el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas. El día se eligió coincidiendo con la fecha en la que el arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero fue asesinado tras denunciar casos de violación de los derechos humanos.

Esta fecha sirve para promover la memoria de las víctimas de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos y la importancia del derecho a la verdad y la justicia además de rendir tributo a quienes han dedicado su vida a defender los derechos humanos y a quienes han muerto por esta causa.


Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial

 

Educatolerancia

Hoy es es el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación RacialEse día, el 21 de Marzo de 1960, la policía abrió fuego y mató a 69 personas en una manifestación pacífica contra las leyes de pases del apartheid que se realizaba en Sharpeville, Sudáfrica. En su recuerdo continuamos trabajando para que no haya más víctimas del Racismo y la Intolerancia.


jueves, 18 de marzo de 2021

¿Qué es el Racismo?

▶️Descubre en las siguientes imágenes qué es el Racismo y cómo seguir trabajando contra esta expresión histórica de la Intolerancia de cara al próximo 21 de marzo, fecha en la que se conmemora a nivel internacional el Día para la Eliminación de la Discriminación Racial.